Traducciones...

Bueno, no sé si a alguien le interesará leer esto, pero como al fin y al cabo es mi blog, también me sirve un poco como vía de escape para mis cosas, así que suelto esta verborrea por aquí para quitarme este peso y mal sabor de boca.

Ya es oficial, no volveré a traducir nunca más, al menos motu proprio, un juego que tenga menos de un año, e intentaré fervientemente que tenga por lo menos dos, caso excepcional que se trate de juego ultra underground, porque así me quito de en medio a tanto tonto que sinceramente le quitan las ganas a uno de hacer nada de esto, o lo que es peor, dan ganas de traducir juegos y no liberar las traducciones, al fin y al cabo esto lo hago más como entretenimiento, así que podría hacerlo solo para mí...

Pero bueno, tampoco vamos a dejar "que ganen", pero lo cierto es que con la traducción de Hollow Knight, que ha tenido un "éxito" que no esperaba, he conocido este lado de las traducciones que desde luego no quiero.

El estrés de si sacan nuevos parches y deja de funcionar, preocupaciones de si funcionará en GOG, en Mac, en X, tener que resolver problemas que ni me van ni me vienen, y sí, también tener que soportar críticas, y no precisamente constructivas.

Y luego para que todo al final se quede en el vacío, porque finalmente acabe saliendo una traducción oficial, que también ya le vale a los desarrolladores, pero en fin, ya estoy bastante curado de espantos con esta gente.

Así dejando pasar un año o dos desde el lanzamiento de un juego, me quito de golpe y porrazo, la posibilidad de que acabe saliendo traducción oficial, a menos que el juego aún tenga mucho movimiento, cosa poco habitual en un juego con "tanto tiempo", me quito el boom de la novedad, y me quito todos los problemas relacionados con el pirateo, ya menos virulento tras "tanto tiempo" desde el lanzamiento...

Así que nada, de momento tengo una traducción inminente, de un juego antiguo, hehe, otra comenzando en colaboración, y que con lo dicho ahora mismo, abandonaría ipso facto si fuera por mí, y después ya veré, creo que merece la pena un tiempo de reflexión por mi parte, : S

Comentarios